Suelos de composite

Los suelos de composite son conocidos también como deck exterior; ideales para terrazas, jardines, caminerías y todo para ambientes exteriores donde las condiciones climáticas y el uso de  elementos  particulares tienden a deteriorar los suelos comunes o de menor resistencia.

 

Están elaborados inicialmente por resinas sintéticas mezcladas con otros elementos como la madera. Los suelos composite se presentan de forma maciza o interior en nido de abeja (alveolar), los encontramos lisos, rugosos o con texturas particulares y lo más importante, bajo en costos y requieren de poco mantenimiento.

Los motivos por los cuales decidirse por suelos de composite es que:

  • Poseen un enorme abanico de diseños no solo semejando la madera sino también la piedra; además del  poder combinar las resinas con cualquier color que se desee.
  • Solo basta con un lavado a manguera para su mantenimiento, no requiere barnizados ni lijados periódicos.
  • Los suelos de composite son muy resistentes a los hongos, golpes y a la humedad, además de tener texturas antiresbalantes.
  • Son sistemas de fácil montaje (sistemas de clip).
  • Los suelos de composite, vienen de un proceso de reciclaje y a su vez son reciclables, una de las características más ventajosas que nos proporciona el decidirnos por estos materiales.
  • Su compuesto posee propiedades autoextinguibles.  Estabiliza los cambios de temperatura sin deformarse.
  • No se fragmentan ni se fisuran.

Esta mezcla de madera compuesta y fortalecida sobre un cimiento polimérico, pasa a ser la solución ideal que emerge para reemplazar la madera natural  y sus complicaciones. Haciendo notorias todas sus cualidades durabilidad, adaptabilidad y belleza. Piezas elaborados por medio del proceso de extrusión, lo que permite la variedad en los diseños de suelos de composite.