Balancines y hamacas de jardín

Nada más atractivo y seductor que los balancines y hamacas de jardín, estos son muebles que llaman al descanso, al ocio y a las tardes tranquilas de siestas.

Y lo mejor de dichos muebles es que quedamos suspendidos en el aire con ese suave movimiento de péndulo que nos transporta a soñar que viajamos en una suave nube por el cielo.

Diferencias y semejanzas

Sin problema alguno podemos ver que su principal similitud es el hecho de estar suspendidos en el aire, sujetos en uno o dos puntos que producen en el mueble un movimiento oscilante.

Sus diferencias vienen dadas por los puntos de sujeción y los materiales que componen el elemento.

De esta manera vemos que las hamacas son piezas textiles sujetas en sus extremos a estructuras o árboles mediante sogas o cuerdas.

Por su parte los balancines poseen su propia estructura de modo que semejan columpios suspendidos en el aire y sujetos en uno o dos puntos dependiendo su diseño.

Cuidados y mantenimiento

Tanto para balancines y hamacas de jardín la principal atención se la llevan los textiles que componen los muebles.

Ya sean en el caso de la hamaca o los cojines que posean los balancines ambos son piezas textiles que se deben cuidar de la intemperie y que su limpieza no es tan difícil de hacer en casa.

Por otra parte los elementos de sujeción como sogas y cuerdas se les debe tener especial cuidado, sobre todo que no tenga fricciones con otros elementos que produzcan en ellos un corte.

Si es posible verificar la resistencia de estos elementos antes de hacer uso de nuestros muebles para evitar accidentes.

Lo mejor de nuestro patio o jardín

Si de mobiliario se trata estos son sin duda los más atractivos para todos, en especial los más chicos siempre desean montarse a disfrutar de ellos. Y los más grandes no se quedan atrás, ver estas bellas piezas de descanso nos transportan al pasado y tal cual chiquillos deseamos subirnos en los balancines y hamacas de jardín para pasar tardes de recuerdos y placentero descanso.